FacebookFacebookTwitterTwitter

Tantas formas de alejarnos del suelo

Tres poemas inéditos de Valeria Cervero, autora de Madrecitas (Barnacle, 2017) y Seres pequeños (HD, 2018), entre otros libros.

073

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I

 

Las hamacas nos encantan con su promesa de cielo.

Les entregamos el cuerpo por eso.

Disfrutamos del aire que nos acaricia y anuncia más.

Hasta creemos que nunca van a detenerse.

Que podremos seguir ahí,

subiendo y bajando,

casi a la par de los árboles.

Uno de tantos intentos de hacernos seres voladores

solo por voluntad.

 

 

II

 

Que las zapatillas no resbalen sobre la corteza,

que brazos y piernas puedan con mi peso

para pasar las raíces enormes,

la primera parte del tronco,

la rama más baja,

la siguiente, otra.

Detenerme,

rodeándola con las dos piernas

sin mirar hacia abajo,

acompañada por el ritmo de las hojas

y el sol contra mi frente.

Escuchar lo que el viento anticipa

en medio de la tarde

mientras las nubes cubren el celeste

y se transforman

en extraños regalos del cielo.

 

 

III

 

Llegó nuestro turno y nos sentamos con alegría.

Arranca y comenzamos a ir hacia atrás

mientras nos elevamos sobre las cabezas de los otros.

Cada vez más alto, y esa sensación

que avanza desde el centro del cuerpo.

Subimos hacia lo oscuro y el aire se enfría.

Ahora sí podemos ver las estrellas.

La música del parque se escucha más suave,

las luces se desparraman lejanas,

pero ya empezamos a bajar.

Busco con la mirada las caras conocidas,

que enseguida se pierden cuando ascendemos.

Nueva vuelta y la emoción de subir otra vez.

La rueda se para y quedamos suspendidas en lo alto.

Sostengo la respiración:

tres, cuatro, cinco, bajamos.

El deseo de quedarme arriba para siempre,

lejos de lo que todo el tiempo llama

y ahora hace silencio.

 

 

 

Notas relacionadas

Lucía De Leone, autora de la reciente compilación de colaboraciones periodísticas de Sara Gallardo, Los oficios (Excursiones, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros un ensayo sobre Clarice Lispector, en la semana de su aniversario.

Alejandra Correa, autora de Los niños de Japón (Recovecos, 2010) y Maneras de ver morir a un pájaro (La gran Nilson, 2015), entre otras obras, comparte poemas de su libro Donde olvido mi nombre (Alción, 2005).

Paula Tomassoni, autora de Leche merengada y de Pez y otros relatos, comparte con nosotros un adelanto de su nueva novela Indeleble publicada por EME editorial.

Dos poemas del último libro de Cristian De Nápoli, Antes de abrir un club (Zindo & Gafuri, 2018), y un inédito del libro El pájaro rodante.

Joaquín Valenzuela, autor de La caracolera (Ediciones en Danza, 2016) y Sombra de agua (Griselda García Editora, 2017), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

Pía Bouzas, narradora y autora de Un largo río (Gárgola, 2016), y Una fuga en casa (Club Hem Editores, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros este relato inédito, tenso y grave, sobre la enfermedad de un hijo y la mirada de su madre.

Florencia Fragasso, autora de Extranjeras (Gog y Magog, 2005) y Melliza (Gog y Magog, 2018), entre otras obras, nos adelanta poemas de su próximo libro Veinte Sillas (Mágicas naranjas), ilustrado por Julieta Dolinsky. Se trata de poemas escritos a partir de ciertas resonancias de la infancia.

Ismael Cuasnicú, autor de En el mismo río (Modesto Rimba, 2017), entre otras obras, comparte con nosotros un fragmento de su novela inédita Bajo una voz de mando.

Jonás Gómez, autor de Equilibrio en las tablas (Mansalva, 2010) y Una percepción binaria del color (EMR, 2018), entre otras obras, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

Michel Nieva, traductor de Heráclito y autor de Ascenso y apogeo del Imperio Argentino (Santiago Arcos, 2018), se interroga sobre la literatura no humana, aquí presentamos la primera parte de este ensayo inédito.