FacebookFacebookTwitterTwitter

El jardín de los nuevos vecinos

Tomás Bartoletti, autor de La Kelpertina (27 pulqui, 2015), entre otras obras, comparte con nosotros tres poemas de su próximo libro Turingia.

mpm-exposicion-el-lissitzky-003_crop3sub1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La poesía amorosa de Goethe

sería un fracaso. Si no fuera

por la hoja disecada del Ginkgo Biloba

anexada al poema de 1815. Es desactualizado

el juicio estético del poema

como lo es el amor

a Marianne von Willemer. ¿Cuántas estéticas

tiene un romance? ¿Cuántos romances

no tienen estética? ¿Cuántas estéticas

se pueden hacer sobre un romance y un poema?

El otoño pero hizo enamorarme de un árbol y decir

este poema. Es un amor

que puedo digerir como infusión o solo

contemplar. Su nombre

no es su nombre. Es la fallida transcripción

de otro alemán en Japón allá por el 1700. Escribió

ginkgo seguramente del nipón kanji. Árbol plateado

es la traducción china de yin xing. Biloba

es el maquillaje latino de Carlos Linneo. Significa

dos hojas. En Weimar se fundó un museo

sobre esta especie. No sé. Ese ejemplar

ya tiene trescientos años. Según dicen

más que un árbol es un fósil

prehistórico. El ser vivo más antiguo

de todos los tiempos hoy.

Goethe murió. Marianne también.

Y con ellos su amor. Carlos Linneo murió

como murió el chino que por primera vez dijo

árbol plateado. Murió el pájaro

que devoró varias semillas de biloba

esparcidas sobre territorio oriental

alguna vez en la historia.

Como moriré yo de amor

por el gingko, morirá el director

del museo y el museo mismo morirá.

El ginkgo quedará por siempre

hasta que una ordenanza municipal

dictamine su amenaza ciudadana

o hasta el último rayo de sol

en el último impulso orbital del universo.

 

 

*

 

 

El hervor del arroz

basmati inspira preguntas

con veinte horas de jetlag

y otras tantas de tren. Cuando el dedo

del chancho que controla los tickets

de la Deutschebahn me despertó,

estaba soñando que me casaba

con una novia vestida de cebra.

Cuándo fue la última vez

que vi una cebra, no recuerdo, ni tampoco

cuándo fue que pensé en casarme.

La evaporación de todo residuo

importado en una bolsa de cinco kilos desde la India

un día de Pascuas a las afueras de la ciudad

y los huevos de colores que cuelgan

de los árboles en el jardín de los nuevos vecinos.

 

 

*

 

 

Kotylízeto es la última palabra del día

antes de que termine mi doctorado.

En griego antiguo era la prohibición de mezclar

vino con agua, o revenderlo en odres,

lo que se dice romper cráteras.

La oficina del instituto donde traduzco

a Anaxímenes, Empédocles y Homero,

decretos ateniense del siglo V antes de Jesuscristo,

fragmentos anónimos y ediciones apócrifas,

hallazgos arqueológicos

de algún papiro de un museo europeo

fue antes una escuela para taxistas.

Todavía en las paredes se pueden ver fotos

de los profesores, de los taxistas

en el viaje de egresados.

Pintaron todo de blanco, lustraron

las escaleras, pusieron

en la puerta el nuevo nombre de Max Weber.

Pero no pudieron sacar las fotos de los taxistas

sonriendo. En esta tierra sin manadas

de Hasselhoffs, sin tanta industria

cultural ni electrónica, había que laburar

posta o divertir al proletariado con promesas

importadas. Pólemos, en griego “la guerra”,

hace a unos libres, hace siglos

dijo Heráclito, y a otros esclavos.

Pólemos, agrega, es padre y rey de todas las cosas.

Donde regían antes taxistas

ahora tararean doctorandos. Será

aprender a usar el GPS y cajonear los hexámetros.

Saber dónde compran café

de madrugada los taxistas

en una ciudad como Erfurt.

 

 

 

 

Notas relacionadas

Edgardo Cozarinsky, el gran escritor, cineasta y ensayista, comparte con nosotros el fragmento de una nueva novela inédita en la que se encuentra trabajando desde hace meses.

Nadia Sol Caramella, autora de Temporada de ciervos en el bosque (La Fuerza Suave, Nulú Bonsái, 2015), entre otras obras, comparte con nosotros poemas de su libro inédito Técnicas de supervivencia.

Presentamos un completo e interpretativo recorrido por el derrotero de la actividad intelectual de H.A. Murena en el contexto intelectual argentino.

Romina Freschi comparte con nosotros dos poemas de sus últimos libros Soslayo (Modesto Rimba, 2018) y Fallo (pájarosló editora, 2018).

Jorge Roggero, especialista en fenomenología y hermenéutica, aborda en este ensayo algunas de las ideas de la nueva fenomenología francesa y ciertos rasgos de sus autores.

Lucía De Leone, autora de la reciente compilación de colaboraciones periodísticas de Sara Gallardo, Los oficios (Excursiones, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros un ensayo sobre Clarice Lispector, en la semana de su aniversario.

Alejandra Correa, autora de Los niños de Japón (Recovecos, 2010) y Maneras de ver morir a un pájaro (La gran Nilson, 2015), entre otras obras, comparte poemas de su libro Donde olvido mi nombre (Alción, 2005).

Paula Tomassoni, autora de Leche merengada y de Pez y otros relatos, comparte con nosotros un adelanto de su nueva novela Indeleble publicada por EME editorial.

Dos poemas del último libro de Cristian De Nápoli, Antes de abrir un club (Zindo & Gafuri, 2018), y un inédito del libro El pájaro rodante.

Joaquín Valenzuela, autor de La caracolera (Ediciones en Danza, 2016) y Sombra de agua (Griselda García Editora, 2017), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.