FacebookFacebookTwitterTwitter

La risa de las mucamas

Guillermo David, ensayista y escritor, presenta La risa de las mucamas (Caterva, 2019) este miércoles 27 a las 19 hs. en Caburé LIbros. Aquí un adelanto de esta novedad editorial que combina profundidad con humor.

7a59ffed69c4675532d214c299b76e21

 

 

Adán no dio nombres a los peces.

Noé no subió peces a su barca.

O’esterheld hablaba esperanto.

En las cárceles argentinas nunca hubo un enano preso.

Cada vez que alguien endulza un mate muere un gaucho.

Solo hay verdades incómodas.

“El amor es peronista”, por ejemplo.

O: “Nadie vio a Jesús muerto”.

O: “Un peronista es un zurdo contrariado”.

Leo por ahí la frase: “triste como un uruguayo”.

 

*

 

Cuando sabe que va a morir, el puma llora. El peludo une sus patas delanteras y se entrega a un rezo desesperado que masculla entre dientes.

 

*

 

Del marxismo, a la final, solo queda la mística del irredentismo nacional en los países oprimidos. Y un puñado de relatos épicos. Exactamente aquello que, en vano, pretendió expurgar de sí.

“Hacer las cosas sin hacerse cosa con las cosas”, leí una vez, no recuerdo dónde. Toda la teoría de la alienación hegeliano-marxista en una sola frase, que, inesperadamente, la vincula con el estoicismo y sobre todo con las poéticas del desapego que van del budismo al taoísmo. O, también, con los alardes sacrificiales del ascetismo cristiano. Es decir, si hay un marxismo, que sea místico.

 

*

 

El primer texto publicado por Perón no fue un texto: son los dibujitos de calistenia (así llamaban a la “gimnasia racional” los naturistas de entonces, siempre algo ocultistas) que ilustraron un manual de gimnasia para el Ejército. Medio siglo más tarde esos dibujos fueron reproducidos por Montoneros en un folleto destinado al entrenamiento de los combatientes presos.

 

*

 

Al arribar a unos llanos en Venezuela Alexander von Humboldt comenzó a mapear las áreas lingüísticas; es el punto de bifurcación del tronco arawak con respecto al caribe, hacia el sur. En ese nudo un conglomerado de subgrupos caribe presentaba anomalías cuya huella rastreó. Había una etnia de la que todos los indios de la región le hablaban pero cuyo idioma ya nadie entendía y que al parecer solo estaba inverosímilmente compuesto de verbos. Cuando finalmente dio con su ubicación supo que había llegado tarde: habían sido exterminados en un conflicto interétnico hacía muy poco tiempo. Desilusionado, iba a emprender la retirada cuando uno de sus guías obtuvo un dato precioso: de aquellas matanzas solo se había salvado un lorito -acaso un guacamayo- que tenían como mascota. Fueron tras el loro y von Humboldt, hombre de ciencia, lo entrevistó, libreta en mano y consignó algunas palabras sueltas de aquella lengua perdida.

 

*

 

Durante una redada de la policía en una barriada del conurbano bonaerense un loro que cantaba la marcha peronista fue preso. Eran los años cincuenta, estaban prohibidos por decreto tanto el nombre del tirano depuesto como la propalación de sus símbolos. El mito urbano cuenta que el pájaro fue fusilado ahí nomás. Hay quien dice que era el loro del propio Perón que había huido de la residencia presidencial durante los bombardeos.

El avión negro que traería a Perón a las Malvinas desde donde desencadenaría la revolución parece ser un avatar tecnológico de aquel ave mitológica.

 

*

 

Una mujer va a parir en una mesa de torturas. Putea. Le colocan a su niño en brazos unos minutos. Ella le arranca un pedacito de oreja de un tarascón. Un día ese niño señalado será libre.

 

*

 

Los nativos antiguos que pintaban grafismos en las cuevas escribían cosas que no podían leer pero que reclamaban un lector ulterior que los descifrase. Son textos que están ahí esperando un lector improbable creado por el propio texto. Eso, en definitiva, es la poesía: la captura de un lector que existe a partir de la lectura misma que lo constituye.

Un libro que se puede escribir pero no leer. No conozco mejor metáfora de la utopía del saber.

 

 

 

 

 

Notas relacionadas

Presentamos un fragmento del ensayo de Michel Nieva sobre la pandemia, adelanto de su nuevo libro Tecnología y barbarie. Ocho ensayos sobre monos, virus, bacterias, tecnología no-humana y ciencia ficción (Santiago Arcos, 2020).

Salvador Biedma, escritor y poeta, escribe este prólogo al libro Del deseo de Hilda Hilst (Postales Japonesas, 2020) que él mismo tradujo y que aquí ofrecemos como adelanto.

María Negroni, escritora y poeta, ensaya una magistral semblanza del Murena poeta, en este texto que es a su vez prólogo del libro Una corteza de paraíso (Editorial Pre-textos), de reciente aparición.

Joaquín Vazquez, filósofo y narrador, analiza la experiencia mística en Nadie nada nunca, una suerte de narración que se narra a sí misma y que afirma, desde la paradoja, lo que el mundo no es,

El filósofo y ensayista Alejandro Boverio desarrolla un concepto de “ensoñación” a partir de una revisión de los vínculos entre sueño, vigilia y memoria en textos de San Agustín, Hobbes, Macedonio Fernández, Bergson, Proust y Merleau-Ponty.

Pablo Dreizik, filósofo y ensayista, aborda el episodio de la muerte del dominicano Pedro Henríquez Ureña, a partir de la reconstrucción de Borges.

Shirly Catz cruza las imágenes del Angelus novus y del Ángel de la jiribilla cubano, en este ensayo que ofrecemos como adelanto del libro colectivo Polifonía y contrapunto barrocos (Teseo, 2020), coordinado por María José Rossi.

La arquitecta Margarita Gómez Salas escribe sobre la terrible epidemia de cólera que azotó a Tucumán en 1887 y subraya las contradicciones clasistas que generó.

Rubén H. Ríos, filósofo, escritor y docente, autor de Nietzsche y la vigencia del nihilismo (Campo de Ideas, 2004) y Borges y el anillo del ser (Verbum, 2018), comparte con nosotros un anticipo de su libro inédito El triunfo del kitsch. Ensayo sobre la suspensión de la experiencia estética.

Manuel Ignacio Moyano, filósofo y ensayista corbodés, autor de Bonino: la lengua de la inocencia (Borde Perdido Editora, 2017), aborda en este ensayo, a partir de Barthes, Bataille y Libertella, la posibilidad utópica de una lengua antifascista.