FacebookFacebookTwitterTwitter

Tres poemas para usar el verbo “conjeturar”

Osías Stutman, autor de La Vida Galante y otros poemas (Huesos de Jibia, 2008) y Mis Vidas Galantes. Poesías Completas 1988-2008 (Comba, 2019), comparte con nosotros tres poemas inéditos.

otto_steinert_1
Otto Steinert

 

 

ESTAMPIDA DE PERSONAJES

                                                             In memoriam Thomas Bernhard (1931-1989)

Una vez escribí una novela

pero todos sus 39 personajes

huyeron del libro.

 

El libro vacío de personajes

era sólo una lista de descripciones,

lugares y objetos abandonados.

 

Años después descubrí

algunas de mis criaturas

refugiadas en novelas ajenas

 

y otros de mis personajes

se incrustaron en grupos

escultóricos y alguna pintura.

 

Todos me decepcionaron

porque los más interesantes,

escapados ya de mi libro

 

y viviendo en texto ajeno

resultaron personajes mezquinos

o tontos. Ahora veo con alivio

 

su desaparición de mis textos

y espero que no vuelvan.

A pesar de esto seguiré escribiendo

 

poemas con personajes porque nunca

en todos estos años de poesía escrita ellos

sintieron la necesidad de huir de mi tejido.

 

 

 

LOS POETAS SINCRONIZADOS

 

Eran 38 (19 mujeres y 19 hombres).

No se conocían en persona, no vivían

en la misma ciudad pero el mismo día

escribieron 38 poemas idénticos. Es un

 

fenómeno difícil de explicar pero

es algo real, tan real como este mismo

poema que ahora escribo yo.

Traté de conocerlos, saber más sobre

 

sus vidas, pero no tuve éxito. No eran

los “lamed vav” que son 36 pero

solamente hombres y se ocultan.

 

Estos y estas son tan misteriosos

como mi ignorancia y les deseo

a todos y a todas una larga vida.

 

 

 

UN POEMA DE CONJETURAS (DE EMERSON)

 

De joven creía ser

un poeta inolvidable

y ahora descubro que soy

un cementerio de versos

 

olvidados o nunca escritos.

Esto suena a queja

pero no lo es. Sólo es

tibia memoria de

 

esos olvidados versos

no escritos o perdidos.

Es esa púdica belleza

de lo momentáneo que

 

pasa y se olvida y

me deja como huérfano.

La orfandad poética

es diferente de otras

 

orfandades porque

produce una falsa

memoria a veces

sin sentido y otras

 

cargada de asombros.

Dolorosos algunos y

balsámicos otros.

Este poema de hoy

 

me alegra porqué

refuerza mi idea

de que no hay

comienzo sin fin

 

y lo que existe

es el fluir de un tiempo

que fue pero ya no es mío.

Me alegro que este texto

 

de hoy me acerque a

la realidad verdadera.

Vivía demasiado en otro

mundo que yo creía real pero

 

ya no lo es. Miro esa

ausencia sin verla

pero noto que es falsa.

Y ese saber me alegra.

 

Espero que lo que he usado

y he olvidado lo recuerden otros.

Esta nueva ignorancia mía

me calma y me desespera como

 

si fuera Buonarroti viejo

escribiendo sobre lo que él

y yo creíamos saber. Ya no

soy una imagen edificante

 

aunque todavía puedo enseñar

lo que recuerdo y aprendí.

Como el árbol de Rimbaud

tardé mucho tiempo en

 

reconocer y saber el violín

que yo llevo dentro.

Y la dama Fortuna nos mira

al lector y a mí con ojos piadosos

 

bajo los párpados cerrados.

Siempre fui reacio a explicar

lo que significa para mi

un poema que he escrito.

 

Lo dicho, dicho está

y volver a decirlo no ayuda.

Pero olvidar no ayuda

pero hace posible el recuerdo.

 

 

 

 

Notas relacionadas

Presentamos un fragmento del ensayo de Michel Nieva sobre la pandemia, adelanto de su nuevo libro Tecnología y barbarie. Ocho ensayos sobre monos, virus, bacterias, tecnología no-humana y ciencia ficción (Santiago Arcos, 2020).

Daniel Lipara, traductor de los libros de poesía Aprender a dormir, de John Burnside (2017), y Memorial, de Alice Oswald (en colaboración con Mirta Rosenberg), comparte con nosotros poemas de su primer libro Otra vida (Bajo la Luna, 2018).

Carlos Battilana, autor de Una mañana boreal (Club Hem, 2018) y Ramitas. Poesía reunida (Caleta Olivia, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros algunos poemas de Luz de invierno, reciente antología de su poesía publicada por Vera Cartonera (Universidad Nacional del Litoral, 2020).

Nora J. Rabinowicz, autora de Todas las cosas (La parte maldita), nos sumerge en los vaivenes del deseo con este relato inédito de escritura precisa y, a un tiempo, sutil.

Juan Fernando García, autor de Morón (Muchos libros felices, 2014) y Sobre el Carapachay (Leviatán, 2017), entre otros libros, comparte con nosotros una notable selección de poemas sobre fotografías.

Santiago Garmendia, filósofo y escritor, autor de La religión de los dioses (Culiquitaca, 2015), comparte con nosotros un cuento de su último libro Mal de muchos (y otros cuentos de libros) (Lago Editora).

Mariano Stolkiner, director artístico del teatro El Extranjero, además de actor y director, piensa la actualidad de las artes escénicas de cara a la pandemia y al futuro.

Salvador Biedma, escritor y poeta, escribe este prólogo al libro Del deseo de Hilda Hilst (Postales Japonesas, 2020) que él mismo tradujo y que aquí ofrecemos como adelanto.

Yamila Transtenvot, dramaturga y poeta, compiladora del poemario Territorixs (Tipas Móviles, 2019), comparte con nosotros fragmentos de su libro inédito Caminar Sola.

María Negroni, escritora y poeta, ensaya una magistral semblanza del Murena poeta, en este texto que es a su vez prólogo del libro Una corteza de paraíso (Editorial Pre-textos), de reciente aparición.