FacebookFacebookTwitterTwitter

Estos son los días en que el aire se enferma

Diego Alfaro Palma, autor de Paseantes (Temple, 2009), Tordo (Ediciones del Dock, 2016) y Litoral Central (Audisea, 2017), entre otras obras, comparte con nosotros tres poemas inéditos de su libro Archipiélago de Humboldt.

Dash-Snow_dash_snow_alman_2006_dashc_2300_940x560_q80
Dash Snow

 

 

 

III

 

Creció añañuca en mi roca

Y di las gracias
Hubo fruta en mi mesa

Y di las gracias
Entró luz débil en mi puerta

Y di las gracias
Lo que no vi fueron las estrellas

Y me sentí perdido
Pero ellas me enseñaron al brotar:
“Siéntete erguido al comenzar el día
El granito canta bajo la tierra

Y da las gracias
La pirita canta en los ríos

Y da las gracias

 

Estos son los días en que el aire se enferma”.

 

 

 

V

 

Ya no le quedan muertos a la tierra dice el poeta y en mi cabeza comienza a llover. ¿A qué madera le pido, a qué maizal que el viento se lleve la enfermedad del viento? Canta mi vecino sus oraciones a Ganesha antes de dormir y la ruda y las suculentas bailan. “Tú eres la tierra, el agua, el fuego, el aire y el espacio. Tú eres el cimiento, raíz de la palabra”. Las estrellas también se mueven. Los cuerpos se mueven. La ciudad está quieta. El dios se levanta lentamente. El dios habita en la voz de mi vecino.

 

 

 

IX

(Chungungos)

 

Los divisé cerca de las loberías

y deseé tener esa ductilidad

esa piel plateada y tersa

esa manera de esconderse

como si una ola fuera un poema

la visión nocturna que nunca descansa.

Entonces pensé que no volverían

hasta que uno se asomó en las aguas

-por la mañana, junto a la carpa-

ven aquí quise decirle

enséñame esa manera de escape

no tienes nada que temer.

No – me respondió una voz más fuerte.

Era yo mismo diciendo:

No puedes vivir dentro del poema.

 

 

 

 

 

Notas relacionadas

Presentamos un fragmento del ensayo de Michel Nieva sobre la pandemia, adelanto de su nuevo libro Tecnología y barbarie. Ocho ensayos sobre monos, virus, bacterias, tecnología no-humana y ciencia ficción (Santiago Arcos, 2020).

Daniel Lipara, traductor de los libros de poesía Aprender a dormir, de John Burnside (2017), y Memorial, de Alice Oswald (en colaboración con Mirta Rosenberg), comparte con nosotros poemas de su primer libro Otra vida (Bajo la Luna, 2018).

Carlos Battilana, autor de Una mañana boreal (Club Hem, 2018) y Ramitas. Poesía reunida (Caleta Olivia, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros algunos poemas de Luz de invierno, reciente antología de su poesía publicada por Vera Cartonera (Universidad Nacional del Litoral, 2020).

Nora J. Rabinowicz, autora de Todas las cosas (La parte maldita), nos sumerge en los vaivenes del deseo con este relato inédito de escritura precisa y, a un tiempo, sutil.

Juan Fernando García, autor de Morón (Muchos libros felices, 2014) y Sobre el Carapachay (Leviatán, 2017), entre otros libros, comparte con nosotros una notable selección de poemas sobre fotografías.

Santiago Garmendia, filósofo y escritor, autor de La religión de los dioses (Culiquitaca, 2015), comparte con nosotros un cuento de su último libro Mal de muchos (y otros cuentos de libros) (Lago Editora).

Mariano Stolkiner, director artístico del teatro El Extranjero, además de actor y director, piensa la actualidad de las artes escénicas de cara a la pandemia y al futuro.

Salvador Biedma, escritor y poeta, escribe este prólogo al libro Del deseo de Hilda Hilst (Postales Japonesas, 2020) que él mismo tradujo y que aquí ofrecemos como adelanto.

Yamila Transtenvot, dramaturga y poeta, compiladora del poemario Territorixs (Tipas Móviles, 2019), comparte con nosotros fragmentos de su libro inédito Caminar Sola.

María Negroni, escritora y poeta, ensaya una magistral semblanza del Murena poeta, en este texto que es a su vez prólogo del libro Una corteza de paraíso (Editorial Pre-textos), de reciente aparición.