FacebookFacebookTwitterTwitter

De azul esta campana

La poeta mexicana es autora de una extensa obra de la que destacamos Negro Marfil (2000) y El que nada (2006). Los poemas que publicamos pertenecen a un libro aún inédito.

MUERTE EN MANHATTAN (Entrecruces)

 

——A orillas del Hudson

esperé

——a una

mujer

que

——venía

de muy lejos

 

——Nadaba

——en un espacio propio

como si fuera adentro de una nuez

 

Nunca perdió

——la horizontal

 

La nadadora de

aguas abiertas

——venía desde el norte

 

Al llegar a la isla

——vomitó

en las espumas rojas

llenas de olor a vinagre

——del puerto

 

Venía pataleando

 

Una pierna

——era postiza

 

Le di la bienvenida

——con un gesto

invisible para ella

 

Me latió fuerte el corazón

al verla aparecer

——como pintada en acuarela

con tintes amarillos

——y naranjas

 

Ahora doy

———la vuelta por la calle

——————–once

Subo a un taxi

No sé por qué

——good after noon lady

el chofer

me cuenta que

——el poeta Robert Lowell

murió en

——su  taxi

en mil novecientos setenta y siete

——El corazón

como una media

——de nylon

se  rasgó

——Iba a verse

con su segunda esposa

 

Llegó muerto

——a visitarla

——El corazón

de Robert Spence Lowell IV

——quedó tieso

en el asiento trasero

——donde voy sentada

 

——Cayó por un infarto

masivo

——a unas calles del río Hudson

allí donde vi llegar

——a una mujer

nadando

——en un espacio propio

como si fuera adentro de una nuez

——Lowell pidió

una muerte natural

——sin dolor ilimitado

 

——¿Qué

——somos

——sino

——el total?

 

——Y el total

—————¿qué es?

 

Me hubiera gustado

leer

——el poema imposible

de Lowell

sobre

——su muerte

 

Me hubiera gustado

——asistir

a la mujer

——que venía de tan lejos

agotada

 

Ayudarla a desprender

——su pierna

falsa

y

sentarme

——con ella

——a mirar

los rascacielos

después

de

——su hazaña

 

El mundo

———-sus puertas giratorias

——Me hubiera gustado

saber

——la respuesta

 

* * * *

 

DE AZUL ESTA CAMPANA

         dime si donosa

         marco el gong

         suelto el clinc

         pego el clanc

         dame don

         dame don

         dame el don del viento

         dime, Don

         dime, Don

         dime dónde pego

         sube más/ dobla más

         tiñe– tañe más

         ¿por quién?

                         ¡por fin oyen!

                         (doblan

                          dicen

                          rompen

                          rasgan)


                          ¿por quién?

                           por ti

                           sólo por ti

                          se echan mis campanas a vuelo


                          Abuelo

                          déjame subir


                          ¿oyes a los muertos?


         hasta lo cierto es mentira

         suelta el badajo, carajo

         que se echen mis campanas a vuelo


         por ti

         sólo por ti

         abro el clinc

         sueno el clanc

         vuelo al gong

         es un concierto

         con cierto donoso batir

         abuelos en posición de faquir

         (muertos)

         oyen el din

         marcan el don

         saben por quién

         conocen el quién

         me explican si repican mis campanas

                                                                              ¿se oyen arriba?


                                                                              despierta al azul

                                                                              que se tiñan mis muertos del cielo

                                                                              sentidos por el don del clinc

                                                                              que los llama

                                                                              que los finta

                                                                              los inflama

                                                                              los ampara

                                                                              los envuelve en oídos de tinta

¿por quién sino

doblarían de azul estas campanas?

* * * *

TIRESIAS

 

Si viniese ella con una rama de tamariz en la mano

y tomase a mi amado entre sus hojas y a mí con su dulzura,

si en su hondura bebiésemos del vaso

mitad-esposos-mitad-desconocidos,

si tu serpiente, Tiresias, se juntase

y mi sexo fuese desplegando crecimiento,

si mi amado amamantase a la hermosa concubina

y yo entre los muslos apretara

semillas de arroz para los nuevos desposados,

dime, Tiresias, ¿quién gozaría más

en esta prueba de ser en el otro la mitad-tajada?

Notas relacionadas

Compartimos, a modo de adelanto, el prólogo de Guillermo David a la compilación a cargo de Martín Prestía de Escritos escogidos del filósofo argentino Carlos Astrada (Caterva-Meridión, 2021).

Dos capítulos de La luz de una estrella muerta (Mansalva, 2021), de Paula Klein, novela atravesada por la obsesión en torno a la vida-obra del artista argentino Alberto Greco.

En estas notas, el poeta Patricio Foglia, autor de Todo lo que sabemos del cielo (Caleta Olivia, 2018), entre otros libros, revisita la obra de Antonio Porchia y Edgardo Zotto para reflexionar acerca de las fronteras de lo poético y discutir los límites y potencias de nuestra propia tradición.

En este ensayo, el filósofo Diego Singer reflexiona sobre el lugar de la filosofía y los modos de narrar y conceptualizar el viaje a la Luna, a partir de un cruce original entre el cínico Menipo de Gádara, Luciano de Samósata y Donna Haraway.

Capitalismo del yo. Ciudades sin deseo, el nuevo libro de la escritora y psicoanalista chilena Constanza Michelson, es ocasión para reflexionar sobre la negación contemporánea del deseo y sobre los modos posibles de vivir la contradicción como una apertura para la política, el feminismo y el sujeto.

Estos apuntes de viaje todavía inéditos del escritor Edgardo Cozarinsky, que serán parte de un libro de próxima aparición Días nómades (Pre-textos), son los de un viajero literato cuyas impresiones se encuentran filtradas por sus lecturas.

El ensayista y profesor de literatura de la Universidad de Turín reflexiona sobre las formas de la distancia, los modos en los que el espíritu de la modernidad buscó abolirla, y en la posibilidad de su vuelta como un nuevo horizonte de salvación.

Presentamos un adelanto del nuevo libro de Martín Villagarcía, Nunca nunca nunca quisiera volver a casa de reciente aparición por editorial De Parado.

En este ensayo, Santiago Maisonnave interroga los devenires de la mirada, el aura y la mimesis atravesando, en su original recorrido, los grandes pensamientos del siglo XX sobre estos tópicos.

El escritor Ricardo Romero, autor de Historia de Roque Rey (Eterna Cadencia, 2014) y El conserje y la eternidad (Alfaguara, 2017), comparte con nosotros un fragmento de su nueva novela Big Rip (Alfaguara, 2021).