FacebookFacebookTwitterTwitter

Borges y el placer del texto

El poeta y editor Horacio Zabaljáuregui indaga reseñas bibliográficas y prólogos de libros escritos por Borges que constituyen el legado de un lector curioso.

Me pareció adecuado, para participar en este “Dossier Borges” a propósito del Día del lector, en el día del natalicio de este gran lector y escritor, comentar dos textos tomados de sendos libros que recogen, por un lado, las reseñas bibliográficas que escribiera para la revista El Hogar y reunidas en el volumen Textos Cautivos, y por el otro, los prólogos a las obras que conformaron un proyecto editorial inconcluso denominado “Biblioteca Personal”. Ambos participan del generoso espíritu que animó al Borges lector, ese difusor entusiasta, ese iniciador en los goces de la literatura, que privilegió “el máximo posible de sabor” que Roland Barthes, quien alguna vez sucumbiera a los tediosos bricolajes del estructuralismo, reclamaba finalmente en El Placer del texto. Para Borges el libro es una instancia de disfrute que tenemos deparada, una revelación, un destino.

Del primero, de Textos cautivos, un libro que si fuera editor de un suplemento literario pondría como manual de estilo, para indicarles a aquellos que comentan libros que no nos importa cuánto saben y qué nuevo dispositivo hermenéutico aprendieron en la facultad, si no que deben transmitirnos el contenido de las obras y, humildemente, o bien incitarnos a su disfrute o disuadirnos de abrir sus páginas; de él decía, mencionaré el esbozo biográfico de Isaac Babel, que me descubrió Caballería Roja y de los prólogos de la “Biblioteca Personal”, uno de mis favoritos, el que escribiera para El corazón de las tinieblas y Con la soga al cuello, que si bien no me develó a Conrad, me parece en sus diez líneas iniciales, un prodigio de exquisita síntesis que reúne a Dante y al novelista polaco, nada menos. De Babel, Borges señala que su vida estuvo signada por la catástrofe, tanto fue así que dos años después de escrita esa reseña, en 1940, moriría en lo que se conoce como la gran purga de Stalin.

Textos cautivos y los prólogos constituyen un mapa de incógnitos tesoros. Son el legado de un lector curioso, un aventurero en suma, para aquellos que decidan renovar la venturosa ceremonia, la íntima comunión con la belleza que depara la lectura.

Notas relacionadas

Presentamos un completo e interpretativo recorrido por el derrotero de la actividad intelectual de H.A. Murena en el contexto intelectual argentino.

Jorge Roggero, especialista en fenomenología y hermenéutica, aborda en este ensayo algunas de las ideas de la nueva fenomenología francesa y ciertos rasgos de sus autores.

Lucía De Leone, autora de la reciente compilación de colaboraciones periodísticas de Sara Gallardo, Los oficios (Excursiones, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros un ensayo sobre Clarice Lispector, en la semana de su aniversario.

Michel Nieva, traductor de Heráclito y autor de Ascenso y apogeo del Imperio Argentino (Santiago Arcos, 2018), se interroga sobre la literatura no humana, aquí presentamos la primera parte de este ensayo inédito.

Mercedes Roffé, autora de La ópera fantasma (Vaso Roto, 2012) y Diario ínfimo (Ediciones La isla de Siltolá, 2016), entre otras obras, comparte con nosotros fragmentos de su último libro, Glosa continua (Excursiones, 2018), en el que reflexiona sobre arte y poesía.

Compartimos un adelanto del estudio crítico, realizado por David Fiel, de una nueva traducción del proyecto novelesco de Roland Barthes Vita nova que ha editado recientemente Marginalia Editores.

Vanesa Guerra, autora del libro de relatos La sombra del animal (Bajo La Luna), entre otros, con este texto acerca de Walser, traductor del limbo nos brinda un adelanto de su nuevo libro La lengua del desierto, de próxima aparición por editorial Buena Vista, Córdoba.

Ángel Faretta, en esta ensayística relectura de La pérdida del reino (1972) de José Bianco, aborda el pathos simbólico que atraviesa las peripecias de su personaje.

Esteban Dipaola, autor de Comunidad impropia. Estéticas posmodernas del lazo social (Letra viva, 2013) y En tu ardor y en tu frío. Arte y política en Adorno y Deleuze (Paidós, 2008), entre otros libros, reflexiona en este ensayo sobre Artaud y la conciencia desbordada.

Gustavo Romero nos hace ingresar en el mundo de la filosofía de Emil Cioran: el escepticismo, la lucidez, el insomnio como persistencias de un pensamiento.