FacebookFacebookTwitterTwitter

Poemas inéditos

Marcelo Díaz, autor de Newton y yo (Editorial Nudista, 2011), entre otros libros, comparte tres poemas inéditos.

Flores

a Sonia Scarabelli

Es cierto: hay flores
que prefieren abrirse sobre aguas oscuras
los pensamientos
también son flores
de algún modo soy el tallo
que alguien arrancó
sin miedo
arrastrado
por el río de la culpa
y cuando las hojas
lleguen a la orilla
digo, cuando el barro
las devuelva a su primera forma
no sé en qué lugar
estaré
y si así no fuera
si el barro
si las hojas
no se encontraran
en lo real
sino aquí
donde confundimos
agujeros con faltas
al unísono
con el canto de las chicharras
tampoco sé
lo que sucederá
con los lirios
y los ojos
maravillados
por el resplandor de los peces,
mi padre todavía lleva una tacuara
en su corazón
silbando, yéndose
en el viento
y qué de los errores del paisaje
reunidos
en la palma de tu mano
si aún desordenados
te recuerdan
una tarde familiar
donde las risas parecen extenderse
por todas partes
hasta que como un remanente
de vaya uno a saber qué
la circunferencia
de la alegría regresa
sin darnos cuenta
decía: hay flores
que prefieren abrirse
sobre aguas oscuras
pero hay otras
que buscan
no el contacto del aire
sino los claros
de la luz.

 

Verano

a Mike Vengerow

No sé cuántos años le toma al cometa Halley
completar la órbita terrestre
fuera de eso
cuando cortabas leña
por la noche
recordé el método
de las luciérnagas
de día desaparecen en la luz
y de noche
gravitan alrededor
de las ramas
retenidas en el fuego
contigo, así
girando a la velocidad de las estrellas
en esta hora del universo
donde la memoria
retrocede como la lluvia
o como el río
debajo
de los campos de girasoles
y si la sombra
es luz carbonizada
qué de las huellas
y qué del recorrido ciego
de los cometas
si no hay nadie
más que vos
y un nudo de troncos
sujetándonos
a la tierra;
¿no querías una familia
un jardín
y en su centro infinito
un sol nuevo
radiante
coronando la esperanza
entre ladridos y
madreselvas?
desde miles de kilómetros
brillan
las ventanas de los departamentos
pero el hachazo
que dejamos
vos y yo
no se ve.

 

Si alguien nos viera reunidos en esta escena nocturna
maravillándonos por nada

Para las luciérnagas una señal de luz
comunica con otra señal de luz
como en un centellograma.
Hay un momento imperceptible
donde el ojo no llega
alambrando la oscuridad
parecieran querer
decir: no es fácil morir
de esta claridad que no cesa.

Notas relacionadas

La autora de La vida en los techos (Colectivo Semilla, 2017) y Un dibujo del mundo (El ojo del mármol, 2014, y Ediciones Liliputienses, 2015), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

El ensayista despide a la escritora María Esther Vázquez e indaga en su relación con Jorge Luis Borges.

Imágenes de luz y oscuridad atraviesan estos enigmáticos poemas que son, también, una reflexión sobre la identidad.

Adelanto del primer capítulo del libro Spinoza, de Axel Cherniavsky, quinto volumen de la colección “La revuelta filosófica” de Editorial Galerna.

El filósofo y ensayista nos introduce en el libro de Massimo de Carolis (Quadrata, 2017) y nos invita a reflexionar sobre la figura contemporánea del animal paradojal.

En este sutil ensayo, las autoras parten de la premisa de la estetización de la política para pensar dos modos opuestos de propagada: una vinculada a Eros, la otra a Narciso.

El autor de Dispersión (Buenos Aires Poetry, 2015) comparte con nosotros esta selección de poemas inéditos.

El carácter inclasificable de la obra de Gombrowicz es objeto del presente texto, en el que se aborda su identidad borgeana según apunta Piglia en “¿Existe la novela argentina?”.

El autor de Punto Rojo y Material de interiores, entre otros, nos comparte estos sonetos.

Presentamos una selección del nuevo libro de Guadalupe Wernicke, El proyecto olímpico, que acaba de editar la editorial Bajo la luna.