FacebookFacebookTwitterTwitter

Disconformidades

Imágenes de luz y oscuridad atraviesan estos enigmáticos poemas que son, también, una reflexión sobre la identidad.

Disconformidades

 

Ayer le encendí una vela a Hipócrates.

Revisé el reloj

y con el vaso de agua listo

tomé las pastillas de la noche

y agregué con entusiasmo una nueva

que esa misma tarde el médico recetó.

Luego busqué

en el cajón de los cubiertos una vela

no muy larga, con un sebo inmaculado.

Primero no supe en dónde encenderla.

No me importaba el hecho de carecer

de una imagen.

Recordé un candelero pequeño

que tengo en el living

pegado a la estatuilla de San Expedito.

Contaba con otra vela,

más pequeña y un poco amarillenta.

La saqué

y tras limpiar el hierro con un trapo húmedo

coloqué la nueva.

Encendida,

miré el sereno ascenso de la llama

y junté las manos en silencio.

De repente,

la tos me atacó,
tosí

y con el soplo de mi aliento

escapando,

el fuego tembló…

 

*

 

Las ventanas no traen aún la luz.

Lo descubro en la sospechosa quietud

de mi cuarto a las siete de la mañana.

Faraónicamente arropado,

abjurando del bipedismo,

observo el oscuro matiz

que cobran mis cosas

y no me preocupa;

mi cuerpo está tibio,

descansado

y casi lo siento ajeno,

otro

como si por un instante siquiera

yo retornara a ser

no el del nombre y el apellido

sino el otro,

el de la forma y nada más.

Pero seguro me engaño;

un rayito se filtra a través de la persiana.

Empiezo a sentir frío en un pie,

que en algún momento

sin que yo lo note

se destapó.

Pienso que hoy nuevamente tendré que ser yo

igual que ayer

y ya estoy de malhumor.

 

 

Cielo

 

Insomne vigilia la del cielo,

que con millar de ojos,

sin par alguno,

mira al hombre solo.

Y ya en su tímida noche

son reflejo

el uno del otro;

un mar cabeza abajo

donde fijas luciérnagas

no pueden ver u oírse,

tan sólo brillar

y morir.

Notas relacionadas

Michel Nieva, traductor de Heráclito y autor de Ascenso y apogeo del Imperio Argentino (Santiago Arcos, 2018), se interroga sobre la literatura no humana, aquí presentamos la primera parte de este ensayo inédito.

Christian Kupchik, narrador, poeta y traductor, autor de Fuera de lugar entre tantos libros, director de la notable revista Siwa, comparte con nosotros este relato inédito.

Juan Fernando García, autor de Morón (Muchos libros felices, 2014) y Sobre el Carapachay (Leviatán, 2017), entre otras obras, comparte con nosotros poemas de su último libro Temporales (El ojo del mármol, 2018).

Pablo Queralt, autor de Cansancio de lo escrito (Tsé-Tsé, 2001) y Ser y ser visto (Zindo&Gafuri, 2015), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

Julieta Desmarás, autora de los poemarios El río & su cajón (Alción, 2014) y La voz mayor (Alción, 2018), comparte con nosotros dos textos de su obra inédita La hora rancia.

Carlos Battilana, autor de Materia (Vox, 2010), Velocidad crucero (Conejos, 2014) y Una mañana boreal (Club Hem, 2018), entre otras obras, comparte con nosotros poemas de su próximo libro Ramitas. Poesía reunida (1992-2018).

La narradora Ana López comparte con nosotros esta serie de breves relatos inéditos en donde narra, con notable precisión y hondura, la vida de una psicóloga en el marco de la clínica en la que trabaja.

Florencia Abbate, autora de las novelas Magic Resort (Emecé, 2007) y El grito (Eduvim, 2016), entre otros libros, ha publicado recientemente Felices hasta que amanezca (Emecé, 2017), libro del que comparte con nosotros un vibrante relato.

Mercedes Roffé, autora de La ópera fantasma (Vaso Roto, 2012) y Diario ínfimo (Ediciones La isla de Siltolá, 2016), entre otras obras, comparte con nosotros fragmentos de su último libro, Glosa continua (Excursiones, 2018), en el que reflexiona sobre arte y poesía.

Apuntes del filósofo Esteban Bieda sobre la obra de teatro El hipervínculo (Prueba 7), de Matías Feldman, en la que se indaga en los nuevos modos de percepción propiciados por las nuevas tecnologías.