FacebookFacebookTwitterTwitter

Disconformidades

Imágenes de luz y oscuridad atraviesan estos enigmáticos poemas que son, también, una reflexión sobre la identidad.

Disconformidades

 

Ayer le encendí una vela a Hipócrates.

Revisé el reloj

y con el vaso de agua listo

tomé las pastillas de la noche

y agregué con entusiasmo una nueva

que esa misma tarde el médico recetó.

Luego busqué

en el cajón de los cubiertos una vela

no muy larga, con un sebo inmaculado.

Primero no supe en dónde encenderla.

No me importaba el hecho de carecer

de una imagen.

Recordé un candelero pequeño

que tengo en el living

pegado a la estatuilla de San Expedito.

Contaba con otra vela,

más pequeña y un poco amarillenta.

La saqué

y tras limpiar el hierro con un trapo húmedo

coloqué la nueva.

Encendida,

miré el sereno ascenso de la llama

y junté las manos en silencio.

De repente,

la tos me atacó,
tosí

y con el soplo de mi aliento

escapando,

el fuego tembló…

 

*

 

Las ventanas no traen aún la luz.

Lo descubro en la sospechosa quietud

de mi cuarto a las siete de la mañana.

Faraónicamente arropado,

abjurando del bipedismo,

observo el oscuro matiz

que cobran mis cosas

y no me preocupa;

mi cuerpo está tibio,

descansado

y casi lo siento ajeno,

otro

como si por un instante siquiera

yo retornara a ser

no el del nombre y el apellido

sino el otro,

el de la forma y nada más.

Pero seguro me engaño;

un rayito se filtra a través de la persiana.

Empiezo a sentir frío en un pie,

que en algún momento

sin que yo lo note

se destapó.

Pienso que hoy nuevamente tendré que ser yo

igual que ayer

y ya estoy de malhumor.

 

 

Cielo

 

Insomne vigilia la del cielo,

que con millar de ojos,

sin par alguno,

mira al hombre solo.

Y ya en su tímida noche

son reflejo

el uno del otro;

un mar cabeza abajo

donde fijas luciérnagas

no pueden ver u oírse,

tan sólo brillar

y morir.

Notas relacionadas

La autora de La vida en los techos (Colectivo Semilla, 2017) y Un dibujo del mundo (El ojo del mármol, 2014, y Ediciones Liliputienses, 2015), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

El ensayista despide a la escritora María Esther Vázquez e indaga en su relación con Jorge Luis Borges.

Marcelo Díaz, autor de Newton y yo (Editorial Nudista, 2011), entre otros libros, comparte tres poemas inéditos.

Adelanto del primer capítulo del libro Spinoza, de Axel Cherniavsky, quinto volumen de la colección “La revuelta filosófica” de Editorial Galerna.

El filósofo y ensayista nos introduce en el libro de Massimo de Carolis (Quadrata, 2017) y nos invita a reflexionar sobre la figura contemporánea del animal paradojal.

En este sutil ensayo, las autoras parten de la premisa de la estetización de la política para pensar dos modos opuestos de propagada: una vinculada a Eros, la otra a Narciso.

El autor de Dispersión (Buenos Aires Poetry, 2015) comparte con nosotros esta selección de poemas inéditos.

El carácter inclasificable de la obra de Gombrowicz es objeto del presente texto, en el que se aborda su identidad borgeana según apunta Piglia en “¿Existe la novela argentina?”.

El autor de Punto Rojo y Material de interiores, entre otros, nos comparte estos sonetos.

Presentamos una selección del nuevo libro de Guadalupe Wernicke, El proyecto olímpico, que acaba de editar la editorial Bajo la luna.