FacebookFacebookTwitterTwitter

Un mecanismo de supervivencia

Flor Defelippe, autora de Parrhesia (Editorial CILC, 2009) y Las malas elecciones (Pánico el pánico, 2014), comparte con nosotros dos poemas inéditos.

Imagen Flor Defelippe

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Annemarie Heinrich

 

 

Paseo Yugoeslavo

Subís el borde

de una escalera precaria

que da a una calle de otro barrio

al que no fuimos.

 

No hay fotos de ese día, como si de pronto

viviéramos ahí, abandonados

a nuestra condición

entre el mar, las gaviotas y su hambre,

las cabezas decapitadas de los peces

que vuelan de los barcos a la orilla y

sin tocar la arena se desintegran

entre las alas sucias y los picos.

 

Podríamos vivir así, te digo y te reís

pero pienso, verdaderamente pienso

que podríamos vivir así

durmiendo en el cemento cálido, protegidos

del frío de las gotas heladas

que rompen contra el muelle

saboreando las horas de la siesta:

una fruta jugosa y dulce que rebalsa en la boca.

 

Miento cuando digo

que me asustan estos días

donde nos quedamos con lo justo y lo preciso.

Quiero retener este recuerdo, anclar en este instante

guardarlo para siempre en la parte salvaje del corazón.

 

Podríamos vivir así te digo, otra vez, con insistencia

para que lo escuches y lo creas

para despertar el ansia que ahora sube

como un fuego descarado que nada podrá detener.

 

Es tarde.

Caminamos otro rato: el puente, la plaza,

el cerro iluminado, la esquina de un bar.

Abrazados, nos atamos a una forma

tranquila del amor.

No hay fotos de ese día.

 

 

 

Un mecanismo de supervivencia

Una banda narco cayó hoy: escondía cocaína

en ositos de peluche, ahora destrozados

sobre una mesa, el algodón saliendo a borbotones

de la cabeza arrancada del animal y los ojos

dos caramelos negros y duros

brillando en la oscuridad.

Al costado, la pared y la luz fluorescente, las espaldas

desnudas de los narcos, cubierta la cabeza

con su propia ropa, como si no fuera

humana sino de vaca o de león cansado. Afuera de la casa

la mañana permanece y es la hora en la que todo

está por suceder. Vivo al lado de una escuela

parecida a la escuela a la que fui y parecida

a la que irán mis hijas y mis hijos y los hijos

y las hijas de mis hijos y mis hijas. Mi cuerpo

ya muestra la señal del descontento

que habita en todos los cuerpos: las manos

algo ásperas, los brazos cansados

las comisuras y sus líneas suaves:

un camino trazado sobre el que ya

no es posible regresar y las cosas

que simplemente abandoné y dejaron

de ser mías para siempre. Un tender, el balde,

las macetas vacías y apiladas

desde el principio de los tiempos van

tomando forma, fijando

un mecanismo de supervivencia.

No sucede mucho más: anuncian un decreto, picadas

mortales, cada vez más parejas se separan

entre los 35 y los 40, una edad que tendré

en poco tiempo y aún así nada puede retrasar el lunes,

las hojas barridas

prolijamente a un costado de la calle,

el sol que roza un fragmento de pared

y forma un cuadrado blanco

que se vuelve claro, cada vez

más claro hasta borrarse por completo.

Notas relacionadas

Edgardo Scott, autor de Luto (Emecé, 2017), su última novela, nos presenta este relato en donde el narrador, a punto de abandonar el departamento en donde vivió once años, descubre una verdad, la que le da título al relato.

Adelanto del primer capítulo del libro Kierkegaard, de Patricia Dip, séptimo volumen de la colección La revuelta filosófica (Galerna, 2018).

Mauricio Koch, autor del libro de cuentos El lugar de las despedidas (La Parte Maldita, 2014) y la novela Los silencios (Conejos, 2017), narra las estrategias que adopta el personaje y narrador de este relato para sobreponerse al abandono.

Marcelo Díaz, autor de Diesel 6002 (Vox, 2002) y Laspada (El Calamar, 2004), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

Vanesa Guerra, autora del libro de relatos La sombra del animal (Bajo La Luna), entre otros, con este texto acerca de Walser, traductor del limbo nos brinda un adelanto de su nuevo libro La lengua del desierto, de próxima aparición por editorial Buena Vista, Córdoba.

Anahí Mallol, autora de Zoo (Paradiso, 2009), como un iceberg (Paradiso, 2013) y Una ciudad (27 Pulqui/Malisia, 2016), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

Sebastián Basualdo, autor de Cuando te vi caer (Bajo la luna, 2008) y Mañana solo habrá pasado (Letras del Sur, 2017), entre otros, comparte este relato inédito en clave de suspenso.

Osvaldo Bossi, autor de Tres (Bajo la luna, 1997), Fiel a una sombra (Siesta, 2001) y Casa de viento (Nudista, 2011), entre otros libros, comparte con nosotros tres poemas inéditos.

Flor Monfort comparte con nosotros tres poemas de su próximo libro Luna Plutón, que será publicado por la editorial Caleta Olivia.

Daniel Krupa, autor de Serpientes y Gelp!, en este relato inédito narra una insólita situación de presentación de libro, en tono paródico.