FacebookFacebookTwitterTwitter

Estoy que me hueco

Luis O. Tedesco comparte con nosotros algunos poemas inéditos.

En estos poemas nos volvemos a encontrar, en toda su fuerza, ese devenir cuerpo de la letra en el poema que se celebra en cada una de sus obras, desde su primer libro Los objetos del miedo hasta su último libro publicado Hablar mestizo en Lírica Indecisa.

 

X

Estoy que me hueco,
soy que me cascajo
cada finta del hueso caudaloso,

vengan, ya no estoy,
vengan, mi poema
es apenas tugurio del idioma

y se va, como humito que se va,
disueltos sus asombros en el aire

se va,
¿no ven que se va?,
¿no lo ven tambaleando al aguerrido,
no lo ven sin postrer donde sinuarse,

lírico en sus tramoyas de fantasma?

 

XI

Puedo, dado el caso, tacharme,
digo y me tacho, una venda enlutada
sobre la buya del poema,

es simple: eso que dije, crepó,
un brochazo de tinta
sobre los plenos de tinta cautiva,

uno se asimila
a las torsiones del vendaje,

y ahí se queda, cogoteando en el brasero,
tachado su decir, como nervios
baruyando con lo fósil, la carroña espiritual,
el sopletear del trascendente,

algo del poema
supura entre la gasa,

palabras con su costra de brindarse

 

XIII

¿Lo digo en serio, lo digo por decir,
ser el que no estoy, abusado por el habla,
maleteado por la secuencia gramatical
que no adhiere,
no pega con nada
de lo que aquí se ve,

desertor de la pizarra mágica?

Si te vieras, poeta,
patruyado por la famélica sin voz,
carnecita crecida en la garganta,

todo mi dentro en desazón, todo mi ceñir,
el que de fija estoy sin ser en algo,

pavoroso de ver lo que me muere?

 

XIV

Aquí, en mi esqueleto,
no hay manera de perderse,

no hay cómo ni de quién
raspar su lejanía,

vengan, no tengo alternativas,

ni muda tengo ni recambio
en mi abandono de semblante,

ni credo ni filosofal la pilcha,
ninguna suficiencia que decore
la pálida embriaguez del invisible,

ni Jesús, ni Jehová, ni Confucio ni Alá,
aquí rugen los Gaticas, aquí

me vicio entero en el Sindiós que cruje

Notas relacionadas

Tres poemas de El imposible lacerado (Nuevo hacer, 2020), último libro de Luis O. Tedesco, acompañados de un posfacio de Perla Sneh, escritora y psicoanalista.

La filósofa María José Rossi reflexiona sobre los barrocos nuestroamericanos, esa rara perla que se apropia de la lengua del conquistador y hace filigrana de la palabra prestada.

Sebastián Bianchi, autor de El imán (La carretilla roja, 2016) y Poemas Inc. (1998-2016) (Liliputienses, 2019), comparte con nosotros algunos poemas de su último libro, Lalamatic y otros versos (Caleta Olivia, 2019), más dos inéditos.

Marcelo Damiani, autor de El sentido de la vida (Adriana Hidalgo, 2001), El oficio de sobrevivir (Adriana Hidalgo, 2005) y Algunos apuntes sobre mi madre (Kappa, 2007), entre otras obras, comparte con nosotros este cuento que forma parte de su próximo libro: Signos vitales.

Flavia Calise, poeta y performer, autora de Beso las flores antes de tirarlas (Concreto editorial, 2018) y qué es la ternura? (Concreto editorial, 2019), entre otras obras, comparte con nosotros tres poemas de su último libro la violencia de una estatua (Hexágono Editoras, 2020), más dos inéditos.

En este exquisito ensayo, Paola Cortés-Rocca reflexiona sobre la historia de los paisajes, esto es, sobre la historia de la mirada y sus tecnologías, a partir de las fotografías de María Bleda y José María Rosa.

Presentamos un fragmento del ensayo de Michel Nieva sobre la pandemia, adelanto de su nuevo libro Tecnología y barbarie. Ocho ensayos sobre monos, virus, bacterias, tecnología no-humana y ciencia ficción (Santiago Arcos, 2020).

Daniel Lipara, traductor de los libros de poesía Aprender a dormir, de John Burnside (2017), y Memorial, de Alice Oswald (en colaboración con Mirta Rosenberg), comparte con nosotros poemas de su primer libro Otra vida (Bajo la Luna, 2018).

Carlos Battilana, autor de Una mañana boreal (Club Hem, 2018) y Ramitas. Poesía reunida (Caleta Olivia, 2018), entre otros libros, comparte con nosotros algunos poemas de Luz de invierno, reciente antología de su poesía publicada por Vera Cartonera (Universidad Nacional del Litoral, 2020).

Nora J. Rabinowicz, autora de Todas las cosas (La parte maldita), nos sumerge en los vaivenes del deseo con este relato inédito de escritura precisa y, a un tiempo, sutil.